Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Lobos altamente carnívoros

Los lobos son carnívoros altamente adaptados al entorno donde viven, son los más grandes de la familia de los caninos, pudiendo variar considerablemente en tamaño en dependencia su distribución y especie. El peso de un lobo adulto puede variar de 50 a 200 libras y desde 4.5 pies hasta 6 pies de longitud desde la punta de la nariz hasta el extremo de la cola.
lobosPor mucho tiempo los lobos han tenido mala reputación en el medio silvestre en donde viven. Son animales muy inteligentes y viven en manadas, tienen un pelaje grueso que los ayuda a sobrevivir en una gran variedad de climas. Se encuentran viviendo en muchos lugares del hemisferio norte, sin embargo, estos lugares se hacen más espaciados y pequeños todo el tiempo.

Los lobos viven en manadas, una manada puede tener de 6 a 20 miembros. Estos animales necesitan de grandes territorios que pueden abarcar hasta 15 millas. Los lobos cazan en grupos y esto hace que puedan derribar a grandes presas, como los alces.

El cuervo comportamiento reproduccion y habitad


El CUERVO es la especie más difundida de todas las que integran la familia de los córvidos. Se halla disperso en casi toda Europa y en gran parte de Asia, y es muy común en América del Norte, hasta México. En las regiones septentrionales de Siberia y Escandinavia, en las islas Feroe y en Islandia no son raros los cuervos con manchas blancas. Es sedentario en casi toda su área de dispersión. En la Península Ibérica, Baleares e incluso Canarias se conoce en todas las regiones y se han descrito varias subespecies.

En general, se establece en los montes, los extensos bosques de árboles altos y las costas marinas escarpadas, donde tiene la seguridad de que no será molestado. En Rusia y Siberia no teme al hombre, hasta el punto de que penetra en los poblados, deambula por las calles e incluso nidifica en los campanarios. En las zonas mencionadas rara vez forma bandadas numerosas, y hasta resultan ya poco comunes grupos de más de seis individuos.

Comportamiento:
El cuervo vive casi siempre en parejas, incluso en invierno. Si por casualidad se encuentran dos parejas, vuelan juntas durante cierto tiempo. Tan sólo los ejemplares jóvenes viven aislados, puesto que esta especie es estrictamente monógama. Al contrario de lo que hace el resto de los córvidos, el cuervo nunca se congrega en bandadas con otras especies. Además, es de condición muy tímida y asustadiza. Si una persona se aproxima a su nido, abandona en el acto la puesta o los polluelos, para regresar luego con toda cautela.

Su vuelo es muy elegante, rectilíneo o casi rectilíneo. Aletea a menudo y describe en el aire bellísimas vueltas, mientras mantiene la cola y las alas extendidas. sobrevuela los valles a gran altura, en tanto que en la montaña le agrada volar muy bajo, a ras del suelo. En éste, mantiene la parte anterior del cuerpo más alta que la posterior y baja la cabeza a cada paso, doblando el cuerpo a derecha e izquierda. Su plumaje es tan liso que el cuerpo parece fundido en una sola pieza: en efecto, las plumas de la cabeza y del cuello sólo se enderezan cuando el pájaro se halla en estado de gran excitación.

Se trata de un animal muy dañino en toda circunstancia y ocasión, y no se explica, por tanto, el tratamiento especial de que le ha hecho objeto el hombre en diversas épocas. Aún hoy, por ejemplo, los árabes lo creen inmortal y casi llegan a rendirle culto; jamás osarían intentar cualquier acto agresivo contra el cuervo.

Alimentación
Difícilmente se puede encontrar un pájaro que merezca a más justo título que este la definición de omnívoro. Cabe afirmar que el cuervo se nutre de todo cuanto puede constituir alimento: consume toda clase de sustancias vegetales y, al mismo tiempo, es un encarnizado depredador, que se lanza sin vacilar contra mamíferos y pájaros que le superan notablemente en dimensiones. En las estepas asiáticas, por ejemplo, se abate sobre los camellos heridos, arrancándoles la carne a picotazos, e incluso se aventura con frecuencia en los corrales domésticos, disputando a perros y gatos su pitanza. En verano acecha a los peces a lo largo de las playas. Reunido en pequeños grupos, vuela tras de las águilas, con objeto de aprovechar los restos de las rapiñas que efectúan estas rapaces. Si encuentra algún congénere enfermo o muerto, o un polluelo de su especie caído del nido, los devora sin vacilar.

Allí donde abundan los cuerpos de animales muertos, nunca faltan los cuervos, e incluso en antiguos escritos, como el Viejo Testamento, se cita ya este hecho. Tampoco es raro que devore la carne de los cadáveres de seres humanos.

Reproducción
Durante el período de celo, los machos luchan furiosamente entre sí para emparejarse con las hembras. La reproducción tiene lugar bastante pronto, por cuanto la función nidificadora suele cumplirse en febrero, mientras que la puesta se efectúa a primeros de marzo. Por lo común, los nidos se hallan en abruptos roquedales o en las ramas más altas de los árboles, es decir, en lugares prácticamente inaccesibles. La base está formada por ramitas cortas, pero de cierto grosor, y la parte central, de filamentos vegetales, hierba y lana. Las parejas restauran los nidos que emplearon en ocasiones anteriores, con el fin de volverlos a utilizar. La especie es monógama en el sentido más estricto de la palabra, puesto que la unión conyugal se mantiene de por vida. Cada pareja de cuervos se asienta en un territorio propio bastante extenso, del cual ya no se aleja prácticamente nunca en lo sucesivo.

La puesta se compone de cinco o seis huevos de color verde, con manchas pardas y grises. Los progenitores alimentan la prole con lombrices, insectos, ratones, pajarillos, huevos y carne putrefacta. Los pequeños son de una voracidad insaciable. Los padres denotan siempre gran afecto por los polluelos.

Se ha observado que cuando los individuos adultos no se atreven a volver al nido, sea por el motivo que fuere, nutren a los polluelos dejando caer desde lo alto el alimento. Si la primera puesta se malogra, la hembra procede a efectuar otra; en cambio, si los pequeños han sido robados del nido, ese año no se produce una segunda incubación. Si las circunstancias son favorables, las crías abandonan el nido a fines de mayo o principios de junio, aunque hasta agosto (principios de otoño) no empiezan a hacer vida independiente.

El cuervo y el hombre
Si se le captura joven, el cuervo se domestica con facilidad; por su parte, los ejemplares adultos acaban también por acostumbrarse a la jaula.

A este pájaro se le puede educar casi como si de un perro se tratase, e incluso aprende a atacar a otros animales y a personas. Es capaz de realizar, además, juegos y ejercicios muy curiosos. Se pasea por los corrales y vuelve a la jaula a determinadas horas, aunque nunca pierde la costumbre de robar y esconder su botín. Mata a las aves domésticas, picotea a veces los pies de las personas y puede representar un peligro para los niños. Entabla con facilidad buenas relaciones con perros, caballos y bueyes. Aprende a repetir varias palabras, a ladrar como un perro, reír, etc. En resumen, es capaz de imitar los sonidos más dispares y de comportarse de muy variados modos.

El Camello en animales salvajes


Los camellos tienen dos jorobas, mientras que el dromedario solo tiene una. Ahí está la diferencia entre estas dos especies. La función es siempre la misma. Almacena el agua y la energía que luego usarán en caso de que haya escasez y sequía. Esto le da a los camellos la legendaria habilidad de aguantar sin beber ni comer durante largos períodos de tiempo, pudiendo atravesar regiones muy áridas o desiertos sin apenas beber. Cuando su joroba esta agotada de reservas, se vuelve flácida y blanda. Los camellos no viven en las arenas del desierto, pero si en los desiertos rocosos del este y centro de Asia. Las temperaturas en estos lugares son extremas. 40 ºC en verano, -29 ºC en invierno. Por eso los camellos han desarrollado adaptaciones a estos brutales cambios de la naturaleza. El ejemplo más claro de estas adaptaciones es el grueso pelaje que los protege en invierno, y que se les cae cuando la temperatura aumenta con la llegada del verano.

Las hiervas que comen en invierno, o en cualquier época del año, les dan el suficiente agua para sobrevivir durante mucho tiempo. De todos modos, cuando los camellos al fin beben, actúan como una especie de esponja. El camello es capaz de beber 135 litros de agua en solo 13 min. Para proteger sus ojos de la tierra y del viento, estos animales poseen unas grandes pestañas protectoras. Además, unas grandes y anchas patas les facilitan el paso por estos desiertos rocosos, y también el no hundirse en la arena debido al gran peso que llevan encima.

Estos camellos son los únicos en la actualidad que viven en libertad, y se sitúan en el desierto de Gobi (Mongolia y China), pero su número es muy reducido, y no pasa de 1000 ejemplares.

Armadillos de nueve bandas

El armadillo de nueve bandas, también llamado mulita grande, tatú o toche, se distribuye desde el norte de Argentina hasta el sur de Estados Unidos. Existen otras especies nativas exclusivamente de Sudamérica y son: el armadillo de seis bandas o gualacate, el armadillo de tres bandas o quirquincho bola y el armadillo gigante o tatú carreta. El tamaño de estos animales, excluyendo la cola, varía desde 15 cm. en las especies más pequeñas, hasta casi un metro en las mayores.

El armadillo es un mamífero acorazado, la armadura de este animal está constituida por un mosaico de pequeñas placas óseas que se desarrollan en la capa inferior de la piel o dermis, y están recubiertas de epidermis córnea. Constituye un sistema de protección contra los depredadores; en algunas especies está protegida incluso la cola. En todas las especies, excepto en el caso del armadillo gigante, las placas forman un escudo de una sola pieza sobre los hombros y otro sobre los cuartos traseros. La parte media del cuerpo del animal está recubierta por unas placas que forman bandas transversales articuladas entre sí, es decir, que están unidas por una piel blanda. Gracias a esto, algunas especies, como el armadillo de tres bandas, pueden enrollarse hasta formar una bola completamente acorazada y cubrir la única zona del cuerpo que se halla desprotegida: el abdomen.

Son animales de cuerpo robusto, con patas cortas y musculosas que les permiten moverse con cierta rapidez. Las extremidades poseen garras semejantes a uñas y el armadillo las utiliza para conseguir su alimento o para excavar madrigueras. Sus hábitos son nocturnos y se alimenta de insectos, gusanos, pequeños vertebrados y, a veces, carroña. Puede vivir tanto en selvas como en zonas abiertas. La hembra suele tener una camada numerosa, de hasta 12 crías en algunos casos; sin embargo, un número reducido de especies paren una sola cría. En Sudamérica, en estratos geológicos correspondientes al pleistoceno, se han hallado restos fósiles de grupos extinguidos cercanos a los armadillos: los gliptodontes. La caza y la destrucción del hábitat han puesto en peligro la supervivencia de varias especies, como por ejemplo el armadillo gigante o el armadillo de tres bandas.

Los armadillos pertenecen a la familia de los Dasipódidos (con 21 especies agrupadas en 9 géneros), dentro del orden de los Edentados. La mulita grande o armadillo de nueve bandas, como ya hemos dicho, se clasifica como Dasypus novemcinctus, y el armadillo de seis bandas como Euphractus sexcinctus. Los armadillos de tres bandas constituyen el género Tolypeutes. El armadillo gigante recibe el nombre científico de Priodontes maximus. Este mamífero de placas acorazadas es el mayor de los armadillos. Se interna en las selvas y sabanas del interior de América del Sur y América Central, en busca de hormigas, termitas, gusanos e insectos. El armadillo gigante puede llegar a pesar 50 Kg. y medir más de 91 cm. Pertenece a una familia surgida hace unos 55 millones de años que tiene dificultades para regular la temperatura de su cuerpo. No puede sobrevivir a las heladas prolongadas, por lo que debe de procurarse una guarida bajo tierra para soportar el frío. Es capaz de aguantar la respiración durante seis minutos, lo que le permite excavar durante largo tiempo o atravesar a nado largas distancias.

El Cocodrilo y sus costumbres


Crocodylidae es una familia de reptiles comúnmente conocidos como cocodrilos. Incluye a 14 especies de grandes reptiles semiacuáticos . El término cocodrilo también es utilizado incorrectamente para denominar a todos los miembros del orden Crocodylia, el cual incluye a todos los cocodrilos, aligátores y caimanes (familia Alligatoridae), así como a los gaviales (familia Gavialidae).

Son reptiles que viven en las áreas tropicales de África, Asia, América y Australia. Son excelentes nadadores. Tienden a vivir en ríos de corriente lenta y se alimentan de una amplia variedad de animales, preferentemente vivos.

Una especie, el cocodrilo marino (Crocodylus porosus), vive tanto en agua dulce como en estuarios salados y se adentra con frecuencia en el mar, lo que le ha permitido colonizar muchas islas de Australasia y todas las costas desde la India hasta Australia. El cocodrilo marino no es el único en adentrarse en el mar, aunque sí el que lo hace con más frecuencia. Así, el cocodrilo del Nilo (Crocodylus nyloticus) ha cruzado el mar para colonizar varias islas del Océano Índico (entre ellas Madagascar); y el cocodrilo americano (Crocodylus acutus) ha llegado a nado hasta la mayoría de las islas del Caribe, e incluso a la punta sur de Florida.

Los cocodrilos jóvenes se alimentan de cangrejos, insectos y ranas. Los más grandes cazan peces, se alimentan de animales muertos o permanecen en espera durante horas, listos para engullir presas como mamíferos y aves acuáticas. Aferran a la presa con mandíbulas poderosas y dientes filosos, arrastrándola debajo del agua hasta ahogarla. Los cocodrilos no pueden masticar, de modo que cortan a la presa, sacudiéndola y despedazándola con sus dientes. Nuevos dientes crecen para reemplzar los que se rompen o se pierden.

Los cocodrilos llevan vidas bastante inactivas, ya que yacen inmóviles la mayor parte del día. Por la mañana, los ríos se calientan lentamente y los cocodrilos, a menudo buscan el calor del Sol en la costa del río. Por la noche, el agua se enfría lentamente, de modo que los cocodrilos pasan estas horas dentro del río para mantenerse en calor. Abrir ampliamente sus bocas los ayuda a calentarse por las mañanas o refrescarse al mediodía: en la boca los vasos sanguíneos están cerca de la superficie de la piel, permitiendo que el calor pase rápidamente hacia o desde la sangre al ambiente.
Crocodylus acutus de México
Crocodylus acutus de México

Los cocodrilos tienen cuerpos pesados y metabolismos generalmente lentos. Están bien adaptados a la vida acuática y solo de vez en cuando salen de ella, como el gavial del Ganges (Gavialis gangeticus). Otros, como el cocodrilo de los pantanos (Crocodylus palustris) vagan muchos kilómetros si el río se seca. Sobre la tierra, los cocodrilos se deslizan arrastrando su estómago y empujándose con los piés. Para recorrer distancias grandes, adoptan un "paso alto", levantando el cuerpo del suelo y arrastrando la cola. Las especies más pequeñas y los cocodrilos jóvenes pueden "galopar" a velocidades de hasta 17 km/h.

Las fosas nasales de un cocodrílido y sus ojos están en la parte superior de su cabeza, permitiéndoles ver y respirar mientras permanece en el agua. Puede respirar parcialmente sumergido cerrando un pliegue de la garganta que evita que el agua penetre en los pulmones . Bajo el agua, las fosas nasales y los oídos se cierran y una membrana transparente se mueve en sentido transversal actuando como un tercer párpado.
Tag : ,

Aguila Monera o Filipina

El águila monera filipina (Pithecophaga jefferyi) es la mayor rapaz de las selvas de Filipinas y una de las especies tropicales de águila más grandes de entre las existentes. Es el ave nacional de Filipinas, donde se le denomina simplemente como águila filipina.

Historia :

Fue descubierta en una fecha tan tardía como es 1896 porque rara vez sale de la masa boscosa. En un principio se la llamó el Águila come-monos, debido a informes de los nativos del lugar, que aseguraban que se alimentaba sólo de monos (de ahí su nombre científico, del griego phitecus (mono) y phagus (comedor)). Los resultados de investigaciones años más tarde revelaron que también se alimentaba de otras presas, como el colugo de Filipinas, algunas serpientes, lemures, varanos, o incluso aves grandes, como calaos. Como podía haber confusiones con otras especies de águilas, se le cambió el nombre a Águila Filipina.


Distribución :

En 1940 se podían encontrar en las zonas selváticas de Luzón, Samar, Leyte y Mindanao. Donde se ha calculado que originalmente vivían unas 6000 de ellas. Nada comparable al número actual que puede rondar los 370 ejemplares repartidos únicamente por las islas de Mindanao donde habitan unos 300 ejemplares y Luzon en la que están casi extintas.
Características :

Las hembras que son entre un 10-20 % más grandes que los machos pueden llegar a medir un metro, pesar 7 kilos y tener una envergadura de más de dos metros, lo que las convierte en las rapaces más grandes del mundo. Su longevidad es de 30 a 60 años y más en los animales que se tienen en cautividad.

Cría en cautividad :

En 1976 se inauguró un centro de rehabilitación para águilas filipinas confiscadas en el Parque Nacional Monte Apo, distante 37 kilómetros de Davao bajo el auspicio de la Oficina de Desarrollo de los Bosques.

Durante 14 años los esfuerzos para criarlas en cautividad fueron infructuosos ya que no se tenía el equipo o los conocimientos adecuados. Además no ayudaba que no fueran nada sociales. En dos ocasiones, las hembras mataron a los machos. Y cuando conseguían que se apareasen los huevos no fueron fértiles y no llegaron a nacer polluelos.

El 15 de enero de 1992 nació el primer polluelo nacido en cautividad en todo el mundo al que pusieron el nombre de Pag-Asa. Una de las mejores temporadas de cría fue la de 2000/01, en la que nacieron dos ejemplares. En total, 9 de las 23 águilas del centro nacieron en él.

Pantera Onca o Jaguar

Jaguar o Pantera Onca

El Jaguar o Pantera Onca es el felino más grande de América. Puede llegar a medir 1, 70 metros de longitud y tienen un promedio de peso de 100 kilogramos. Su piel puede ser de dos colores: el típico amarillo rojizo con pequeñas roscas negras con un punto negro en medio de diferentes formas y tamaños por todo el cuerpo y el otro no muy común pardo obscuro muy similar al negro.

Su alimento constituye de animales grandes, medianos y chicos como ganado vacuno (formado por vacas y toros), venados y tapires. Son muy activos en las noches pero no es raro verlos en el día. Cazan en el amanecer y el atardecer.

Las hembras tienen de 1 a 4 crías después de tener 100 días de gestación o de tener a las crías en el vientre. Los jaguares normalmente viven 20 años.

Se encuentran en peligro por la caza excesiva y por la deforestación de su hábitat.

Jaguar

El jaguar (Pantera onca) es un felino grande nativo de Sud y Centroamérica. Se encuentra emparentado con el León, el tigre y el leopardo del viejo mundo y es el mayor de los felinos de las Américas.

Varían entre 1,1 a cerca de 1,9 m de longitud, miden aproximadamente 70 cm de altura en los hombros y pesan entre 57 y 113 kilos. El jaguar posee una de las estructuras mandibulares más poderosas entre los felinos.

Aunque los jaguares se asemejan mucho en apariencia a los leopardos y se encuentran emparentados con ellos, su rol ecológico y comportamiento son más acordes a los del tigre.

Su hábitat varía desde la selva tropical de Sud y Centroamérica al campo abierto, pero son muy rara vez vistos en zonas montañosas. Conocidos por su habilidad para nadar y trepar, generalmente prefieren vivir cerca de ríos, pantanos y en bosques frondosos con vegetación espesa para asechar a sus presas.

Los jaguares son cazadores solitarios y no se relacionan con otros de su especie más allá de la época de apareamiento y generalmente cazan presas grandes: sus poderosas mandíbulas los prepara para cazar venados y pecaríes, pero son grandes oportunistas y pueden atrapar cualquier animal desde ranas y ratones a aves, peces y animales domésticos.

El fondo de su piel es a menudo de un color amarillo-anaranjado, con numerosos anillos o rosetas a los costados y manchas sobre la cabeza y el cuello. Es posible distinguir un jaguar de un leopardo por la presencia de puntos dentro de las rosetas. Una condición conocida como melanina puede causar que un jaguar se vea completamente negro (aunque las manchas permanecen visibles si se observa detenidamente). Estas son conocidas como panteras negras, pero no conforman una nueva especie.

Los machos jóvenes alcanzan la madurez sexual a alrededor de los tres años de edad, las hembras cerca de un año antes. Las hembras dan a luz a hasta cuatro cachorros luego de 90 a 110 días de gestación, pero no educan a más de dos para la adultez. Los jóvenes pueden ver a las dos semanas de vida. Permanecen con la madre por un tiempo largo, de hasta dos años, antes de buscar establecer un territorio propio, el cual puede medir entre 25 y 150 kilómetros cuadrados (dependiendo de la disponibilidad de presa adecuada). En captividad, los jaguares pueden vivir hasta 20 años.

La palabra "jaguar" proviene de un idioma nativo de Sudamérica. La palabra original, yaguara, significa "la bestia que puedematar a su presa en un solo ataque".


Véase también

LOS FELINOS


El jaguar vive en todo el continente desde EE.UU. hasta la Argentina. Suele cazar al amanecer y al anochecer y come tapires, ciervos, monos, perezosos y pequeños roedores.
El hecho de ser el único pariente próximo de leones, tigres y leopardos, que vive en todo el continente, es sin duda, una ventaja importante para el jaguar.
Gracias a su fuerza y potencia, así como la falta de competidores ha podido conquistar territorios.
Es mayor que el leopardo, y su longitud puede variar entre 120 y 180 cm y la de la cola entre los 60 y 140 cm.
La cabeza es maciza y redonda, el hocico corto, las orejas pequeñas y redondas, el cuello es robusto, pero corto y poco marcado, y el cuerpo musculoso.
El color de base del pelaje es rojizo, amarillento o canela. Una de las características del pelaje es que está constituído por manchas oscuras, debido a eso se puede confundir con otros felinos. En cambio las hembras tienen un pelaje mas claro y con menos manchas.
Existen también los jaguares albinos (menos comunes), y se encuentran en el macizo de Guyana.
El jaguar es un animal territorial, se mueve por lo general entre los 5 y 25 Km en las zonas más ricas, hasta superficies muy superiores en las áreas desérticas.
Después 100 o 110 días de gestación, nacen de dos a cuatro crías, que permanecen con la madre hasta que cumplen los dos años de edad.
Vive tanto en las selvas tropicales húmedas, en los bosques, como en las sabanas y en las praderas abiertas en las que la altura de la hierva, le permite esconderse. Aunque prefiere las zonas en las que abunda el agua, se le puede encontrar en las zonas semi desérticas y rocosas. No se lo ve más allá de los 1000 metros de altitud.
Trepa sin inconvenientes a los árboles, y nada con la misma facilidad, lo cual le permite vivir en zonas que tienen con frecuencia inundaciones.
En el continente hay diversos tipos de jaguares: el jaguar de Arizona, el de Yucatán, el de Panamá, el del Amazonas, el de Paraná

El yaguareté
Avanza sin ruido, esquivando cada rama como si la conociera desde hace años. Tan rápido, que su tránsito por el sotobosque se confunde con miles de destellos de luz y sombra que las copas, mecidas por el viento, proyectan sobre el suelo. Sin embargo, no corre, no tiene por qué. Sólo lo hace al cazar, en brevísimos y contundentes trechos. Casi nunca para huir.

Es un yaguareté, el más respetado de los animales salvajes donde quiera que le toque vivir. Originalmente se extendía desde el suroeste de los Estados Unidos hasta las orillas del río Negro, en la Argentina. En la actualidad, solo se pueden encontrarlos, dentro de Argentina, en la mitad boreal de Misiones, norte y este de Salta, este de Jujuy, noreste de Santiago del Estero, noroeste del Chaco y de Formosa. Le gusta frecuentar una gran variedad de ambientes: bosques tupidos, tacarales, picadas, caminos y, en especial, sitios cercanos al agua.
Vulgarmente se lo conoce como yaguar, yaguareté (guaraní), uturuncu (quechua), nawell (mapuche o araucano), tigre, tigre americano, overo (Salta) y su nombre científico es Felis onca, también conocido como Leo onca o Panthera onca.

Este animal posee una cabeza muy ancha y grande, con orejas pequeñas y redondas. El cráneo es corto y redondeado con anchos arcos zigomáticos. Posee ojos con pupilas que se contraen verticalmente. Su cuerpo es musculoso y compacto, cuello grueso y cola larga y fina. Patas cortas y fuertes, con cinco dedos las delanteras y cuatro las traseras que finalizan en uñas curvas y retráctiles. Su pelo es corto, espeso y suave en la cabeza, dorso y patas. Más largo en la garganta, la parte inferior del cuello, el pecho y el vientre.

La piel tiene un fondo amarillo rojizo, excepto en el interior de las orejas, en la parte inferior del hocico, las mandíbulas, la garganta y demás partes bajas del cuerpo, zonas en que es más pálida; en la parte interior de las patas predomina el blanco. Tiene manchas negras, redondas, alargadas o rayas irregulares que se bifurcan en la cruz y vuelven a juntarse en el lomo, formando en los flancos líneas más o menos paralelas; más pequeñas en la cabeza, cuello y las patas que en el resto del cuerpo. La cola tiene anillos en su tercio posterior. La forma y la distribución de las manchas son distintas en casi todos los ejemplares. Las hembras tienen coloración más pálida. Se pueden encontrar también algunos ejemplares melánicos, con pelaje negro sobre el que se observan, a contraluz, manchas aún más negras. Existen ejemplares albinos pero son muy raros. El tigre puede medir de la cabeza a la cola 270 cm y pesar 135 kilos.

Alimentación
Con su fuerte dentadura y sus garras retráctiles, el yaguareté emplea distintas técnicas para alimentarse. Una de ellas consiste en aproximarse sigilosamente a su presa. Cuando llega a una distancia que considera conveniente se lanza en una corta embestida sobre su víctima, apresándola con sus garras delanteras.

En otras ocasiones se coloca al acecho en un lugar privilegiado, esperando que aparezca algún animal, para caer sobre él con rápidos y certeros movimientos.

Si la presa es pequeña, basta con un zarpazo; si es grande, varía su técnica. En este caso suele saltar sobre la región escapular de la víctima y derribarla con su peso; entonces le muerde el pescuezo para provocar la fractura de las vértebras cervicales. En otros casos, le quiebra el cuello con un fuerte tirón hacia atrás. Cuando falla en su intento generalmente no vuelve a insistir y abandona esa pieza.

Imagínese por un momento que usted es un tigre, tiene hambre, y en su territorio hay para elegir: corzuelas que corren como el demonio, pacas que desaparecen fugazmente en el agua, tapires con dientes como puñales y la fuerza de un toro; y -por otro lado- ovejas, chanchos y cabras, dispuestas prolijamente en corrales, a veces atadas, como en los estantes de la puerta de la heladera. ¿Hace falta explicar más? Los tigres jóvenes, inexpertos, así como los viejos, ya cansados y desgastados se anotan en el menú doméstico.

El yaguareté y el hombre
En 1997, se inició un proyecto con el objeto de encontrar soluciones a los problemas comunes de la gente y el tigre, para favorecer su convivencia. La idea consiste en que los colonos encierren a sus animales por las noches utilizando cercas eléctricas especialmente diseñadas. Ya que si el animal se ceba con los animales de un corral. No hay alambre eléctrico que lo detenga, pero si de entrada el corral está electrificado, entonces sí que se pone prudente y difícilmente llegue a cebarse.

La Comisión Tigre, un grupo multidisciplinario convocado por las autoridades del gobierno de Misiones, estudia modalidades de resarcimiento por daños probadamente provocados por el yaguar, y reglas de decisión para intervenir ante casos peligrosos, por ejemplo, removiendo animales a sitios apartados o colecciones zoológicas con fines de conservación.

Si bien el tigre carga con todas las culpas y se lo considera un peligro para el hombre, aún en nuestros días, los casos ciertos de ataques a humanos no son muy numerosos, ni justifican del todo su mítica fama. No existen casos certificados de animales "cebados", especializados en la captura de hombres. Se dice que durante la guerra del Paraguay algunos yaguaretés, se acostumbraron a la carne humana accediendo a los cadáveres de los combatientes, y que luego -cebados- volvían por más... Nadie sabe cuánto hay de cierto en aquello.

Conocemos en Misiones, el caso de Celso Franz que la vida lo enfrentó con un yaguar. En agosto de 1993 era de noche, cuando se disponía a llevar a su vecino una radio a pilas: se la entregaría como parte de pago de una bicicleta. Abandonó la chacra de Liebrens, en la afuera de la colonia Andresito y se encaminó por la picada del monte. En la primera curva, linterna en una mano y radio en la otra, lo sobresaltó una silueta que lo alcanzó por detrás. El tigre apenas le dio tiempo a arrojar la radio y ponerse en guardia para recibirlo de pie. Celso es alto y de huesos pesados, basta darle la mano para verificarlo. Forcejearon. El tigre apretó en sus fauces su mano derecha, y no se la soltó por un rato, mordiéndola una y otra vez, hasta que ambos se sentaron en plena lucha. Logró patearlo tan fuerte que conmovió al viejo macho que lo soltó y se retiro. El tigre fue capturado y llevado a un zoológico para su rehabilitación. Era un animal avanzado en edad, con un ojo ausente y la falta de varios dientes que seguramente le impedían cazar piezas salvajes. Casos como los famosos tigres cebados de la India y Bangla Desh y los leopardos de algunas regiones de Africa, no son aquí conocidos para nuestro gran gato manchado.

Su distribución en Argentina
La declinación del yaguareté fue rapidísima. A mediados del siglo XIX vivía en proximidades de las lagunas bonaerenses y aún se dejaba ver a orillas del río Colorado y contaba incluso con el Delta del Paraná como refugio seguro. Su continuo éxodo hacia el norte puede imputársele a múltiples factores. Fundamentalmente a la alteración de los ambientes naturales y a la persecución de que es objeto desde tiempos virreinales debido al valor de su piel y a su fama de animal peligroso para el hombre y el ganado. En cuanto a las provincias que aún poseen poblaciones de este felino, el panorama es el siguiente:

Jujuy: Presente en el Parque Nacional Calilegua y en el extremo oriental de la provincia tanto en formaciones selváticas como de tipo chaqueño. Recientemente en octubre de 1990 un ejemplar fue cazado furtivamente en el Paraje Escaleras.
Salta: Presente en el Parque Nacional Baritú y probablemente en la reserva provincial Acambuco en la Sierra de Tartagal. También en el "Impenetrable" salteño. En el parque nacional Finca El Rey parecería haberse extinguido, pero hay pruebas de su presencia allí hasta bien entrado el siglo XX.
Santiago del Estero: Seguramente presente en la reserva provincial Copo, pero sería importante contar con registros actualizados. Su situación en la provincia sería muy precaria y próxima a la total extinción.
Formosa: Sus poblaciones estarían muy disminuidas aunque subsisten algunos ejemplares en el centro y oeste de la provincia, sin reservas que lo amparen. Estaría extinguido en el Parque Nacional Pilcomayo aunque algunos baqueanos han visto rastros que delatarían que algún ejemplar aún se halla de paso en el área en forma esporádica.
Misiones: Su presencia no deja de sorprendernos en un área tan poblada y transformada. Se hace presente en el Parque Nacional Iguazú y los provinciales Yacuy, Uruguaí, Esperanza y Moconá. Las medidas que se están tomando van provocando lentamente un cambio en la conciencia colectiva, siendo ahora habituales las denuncias a las autoridades de animales cebados para su captura viva y relocalización, como ocurrió en Andresito, en lugar de su inmediata persecución y muerte.

Les tocará vivir tiempos difíciles a los tigres. Pero no imposibles… Después de todo este planeta nos pertenece a todos.

Elefantes en peligro de extinción

Tras largos siglos de asedio incansable por su hermoso marfil, los pocos más de 30.000 ejemplares que quedan en libertad, ven reducido tanto su número como su territorio por el avance del hombre invadiendo sus territorios.

El elefante asiático ocupaba un amplio territorio que se extendía desde Siria hasta China, pero hoy en día todo se reduce al sureste asiático. Se necesitan urgentes medidas para la conservación de ejemplares libres, ya que el número de elefantes domesticados cada día crece más, existen unos 16.000 en Asia y 1.500 entre Europa y Norte América. Su extinción es una muerte anunciada desde hace años, en la actualidad desaparecen más del seis por ciento de la población por conflictos con el hombre por el territorio.
El hombre siempre ha utilizado al elefante como animal de carga o como atracción turística, de ahí la cantidad de plantígrados domesticados. La población humana que vive en el mismo territorio, alcanza ya el veinte por ciento de la población mundial y crece cada año un uno por ciento, esto lleva no sólo a la invasión continuada y creciente de los territorios que llevan ocupando los elefantes desde tiempos inmemoriables, sino que también se destruyen los corredores naturales que los elefantes utilizan en la búsqueda de agua y alimentos, dichos corredores son auténticos pasillos migratorios para la vida de éstos animales.

Los altercados entre los elefantes y los hombres se suceden a diario por la lucha por el territorio de tal forma que cada año mueren por un lado unas 300 personas y por otro estos hermosos ejemplares. Los elefantes avanzan arrasando cultivos, poblados y destrozan todo lo que encuentran a su paso, así que el hombre se defiende envenenando los cultivos, realizando todo tipo de trampas y batidas con tal de expulsarlos de los únicos recursos que tienen para sobrevivir, todo ello ante la pasividad administrativa de sus gobiernos.
La triste realidad es que el elefante asiático se encuentra en una situación muy crítica, sólo un cinco por ciento del territorio que ocupaba desde siempre, se encuentra en optimas condiciones. A principios del S. XX ocupaba nueve millones de kilómetros cuadrados y en la actualidad tan sólo le queda medio millón. Lamentablemente las causas del problema son siempre las mismas: sobreexplotación forestal e ilegal y la transformación de las selvas en campos de cultivo, curiosamente para campos de palma, de dónde se saca el aceite tan demandado para cosmética, detergentes, conservas y cocina, un aceite muy barato y muy, pero que muy perjudicial para la salud, ese que ahora están empezando a prohibir en EEUU por las grasas trans que se cobran tantas vidas al año.

WWF Adena, lucha con los responsables de las plantaciones y de las explotaciones forestales para la conservación y restauración de los corredores de libre tránsito que suponen la renovación y continuidad de la vida de los elefantes, corredores que comparten por ejemplo en la isla de Borneo, con otros animales como el orangután, el oso malayo o la pantera nebulosa.
Tag : ,

Los elefantes y la memoria

La antigua creencia sobre la buena memoria de los elefantes fue confirmada por la ciencia. Parece ser cierto dentro de los elefantes hembras viejas, que son las matriarcas de las manadas, el reconocimiento de rostros amigables. Esta hembra advierte a la manda si la visita es amiga o enemiga.

Estudios realizados en Kenya, sugieren que el elefante africano es capaz de reconocer el llamado de más de cien elefantes aún si han estados separados durante varios años.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, grabó comunicaciones de alta frecuencia de elefantes del Parque Nacional Amboseli, en Kenya.
Estos llamados son utilizados por los elefantes para identificar a otros individuos y formar parte de una compleja red social.
Después de tomar nota de cuáles eran los animales que se reunían con mayor frecuencia y cuáles no, estos zoólogos hicieron escuchar a los elefantes los sonidos grabados y observaron su reacción.

Si los elefantes reconocían el sonido, respondían. Si no, lo ignoraban. El estudio, aparecido en la publicación New Scientist, descubrió que los elefantes son capaces de reconocer a miembros de por lo menos otras catorce familias. Eso equivale a alrededor de otros cien adultos.

También se descubrió que estos animales recuerdan durante mucho tiempo un llamado: por ejemplo, cuando se les hizo escuchar alguno de un animal muerto hasta dos años antes, respondieron y se acercaron a la fuente del sonido.

Las conclusiones del estudio pueden tener implicaciones importantes para los esfuerzos de conservación, ya que los cazadores matan primero a los elefantes de mayor edad. Dicho estudio se hice en 2 familias de elefantes y tuvo una duración de 7 años.

Elefante Africano


Se encuentra en África, excepción de los desiertos más áridos; abarca todo el continente africano y el sur de Asia. Actualmente se localiza, en un grupo muy reducido, en el desierto del Sahara.
Se distingue del elefante asiático por su arco en la espalda, ya que tienen el punto más alto en los hombros o en la parte posterior de la espalda.

Habita en todo tipo de vegetación: sabanas, selvas, pantanos y regiones semiáridas. Las hembras normalmente tienen un hijo, aunque pueden tener dos; el período de gestación se extiende de 17 a 25 meses.

Su alimentación consiste de hierba, corteza de árbol y arbustos; pueden consumir 170 Kg. de alimentos diarios. Estos mamíferos se trasladan de acuerdo con la abundancia o escasez de comida. El macho adulto mide, aproximadamente, 8.8 metros de longitud y pesa unos 7.500 Kg. Se calcula que su longevidad es de 70 años.

A este animal se le ha domesticado pero su utilidad no ha sido aprovechada con la misma eficiencia o frecuencia que en su pariente el Elefante Asiático. Se estima que los de esta especie fueron usados por algunos ejércitos en Europa, al norte de África y el Medio Oriente hace más de 2000 años.

El Elefante Asiático - Elefantes


Hace unos 10 mil años, este mamífero habitaba desde el Medio Oriente hasta el sur de la China, Indochina y las islas de Indonesia. Se puede distinguir de su pariente africano en el arco de la espalda; ya que éste tiene la forma de arco con el punto más alto en el centro de la espalda. Las orejas no son tan grandes, y además en el centro de la parte superior de la cabeza tiene una hendidura. Hay otras diferencias entre estos parientes como el tamaño, el peso, el número de pezuñas, el número de costillas, entre otras.

Este elefante habita en cualquier tipo de vegetación, desde la llanura hasta la selva. Las hembras de esta especie se consideran adultas a partir de los 9 a 12 años y tienen un sólo hijo, y su gestación dura entre 615 a 668 días. Cuando son bebés pesan alrededor de 100 Kg.

Los paquidermos machos alcanzan la madurez entre los 10 y 17 años, pueden llegar a pesar unos 5.000 Kg., y medir desde la cabeza a la cola unos 7.9 metros de longitud.

Su alimentación consiste en hierba, corteza de árbol, hojas y raíces; un adulto puede consumir hasta 150 Kg. de comida diarios.

Este elefante ha sido animal de carga por milenios. Cuando se encuentra en estado salvaje, su domesticación es muy fácil.

Tipos de Elefantes - Elefantes

Esta especie animal pertenece a la orden Proboscidea, específicamente a la familia Elephantidae. Existen dos tipos de elefantes diferentes: los que provienen de Asia, lo cuales generalmente se pueden ver en los circos y en los zoológicos; y los originarios de África, de mayor tamaño y temperamento más violento.

Los elefantes posee una trompa que es una adaptación de la nariz, en la punta se encuentran los orificios nasales y unas extensiones musculares, la cuales utilizan como "dedos"; los elefantes africanos posee dos extensiones y los asiáticos tienen una sola extensión.

Los colmillos de estos animales son dientes incisivos de la mandíbula superior. Son los únicos que poseen y crecen durante toda su vida; pero además tienen 12 molares y 12 premolares

Serpiente de cascabel

La serpiente de cascabel es la más larga y venenosa de todo Norteamérica. Algunas de estas serpientes pueden alcanzar hasta los 2,5 metros de largo, y los 4,5 kg. de peso. Normalmente viven en los secos bosques de pinos, en bosques arenosos, y en zonas costeras desde el sur del norte de Carolina hasta Florida y el este de Louisiana. Su piel con círculos amarillos, marcados en el centro por negros colores (parecidos a diamantes) hace que este tipo de serpiente sea el reptil mejor adornado de todo Norteamérica. Son unas exterminadoras en toda regla, y se alimentan de ratas y ratones así como de ardillas o pájaros.

A pesar de su fama de animal mortal y muy agresivo, las cascabel tienen gran aversión a los humanos, hecho que hace que solo ataquen para defenderse. La mayoría de las picaduras ocurren cuando se intentan cazar o matar a estas serpientes. Estas pueden morderte en una zona cuya longitud es un tercio de la de su cuerpo. El veneno de la cascabel es una potente toxina que puede matar pájaros y causa daños en el tejido. Sus picaduras son tremendamente dolorosas y pueden ser fatales para un humano. Por suerte, existe un antiveneno, que actúa con eficacia, evitando en la mayoría de los casos la muerte del afectado.

Cuando se encuentran acorraladas, estas serpientes mueven de manera muy rápida sus colas haciendo un sonido que se llama de cascabel, y no es más que un sonido que avisa del peligro. Las serpientes con el tiempo van aumentando su zona de traqueteo con el que hacen el sonido (cascabel), pero al mismo tiempo mudan la piel varias veces al año. Por eso, no se pude determinar la edad de la serpiente por su cascabel.

Esta serpiente de momento no está en peligro de extinción, pero la matanza indiscriminada y la pérdida de su hábitat están haciendo decrecer su número hasta este estado: peligro de extinción.
Tag : ,

Las Serpientes Voladoras

En los bosques tropicales del Sur y Sureste de Asia, viven 5 especies de serpientes que saben cómo viajar con estilo. A diferencia de otras serpientes que se arrastran, escalan, o nadan, ¡Estas serpientes "vuelan"! Esta elección de forma de transporte tan poco usual es la causa de su nombre -serpientes voladoras.

2 Por supuesto, la habilidad para volar de las serpientes voladoras es una exageración, porque no tienen alas. Sin embargo, cuando los serpientes voladoras se lanzan de un árbol, con movimientos ondulantes, a través del cielo, y aterrizan en otro árbol, ¡Parece que vuelan con un par de alas invisibles! Así que, ¿Cómo llevan a cabo las serpientes voladoras semejante acrobacia tan temeraria?

3 Cuando una serpiente voladora trepa a un lugar conveniente para despegar, primero se balancea en lo alto de una rama arriba del suelo. Sosteniéndose de la rama con su cola, la serpiente voladora cuelga como un garfio. Luego, de repente, la serpiente voladora parece soltarse y empieza a caer. Pues bien, aunque parezca increíble, la caída libre no es un accidente. Así es como la serpiente voladora emprende su "vuelo."
Tag : ,

- Copyright © Vida de Animales Salvajes - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -